Mis Reyes Magos son unos energúmenos

6.1.11 Angie Bolea 1 Comments


Queridos Reyes Magos, este año he cumplido con todos mis quehaceres, en mi condición de Ni-Ni, no he podido saltarme las mejores fiestas, en los sitios más cutres, donde el alcohol de garrafón y gente ebria, están a la orden del día; he celebrado Fin de Año con gente simpatizante de la zoofilia [ver anterior post] y me he gastado todos los ahorros en estupefacientes para mi gata, a ver si se callaba o que, durante mi resaca del día 1. A pesar de todo, hice una lista para ver si os daba un poco de pena y finalmente me traíais algo... Vuestros regalos han sido pura inspiración y creo que debería daros las gracias por todos ellos...


Gracias por las bragas XXL, el día que me las puse tuve que ir sin pantalones porque ni siquiera entraban, pero con un jersey tipo rudolph hasta las rodillas (que no es lo mismo que ponerse de rodillas) y unas medias por dentro, las pude llevar bien. Realmente me favorecen.

Me llegó al alma la caja de herramientas rosa, realmente no se nota que la calidad es del chino, pude clavar todas las chinchetas de mi corcho sin problemas y los alicates van dabuti para hacerse las ingles cejas.
Lo que creo que me hizo más ilusión fue el Toggolino, ¿para qué un iPhone verdadero? es sabido que en estos productos lo que se paga es la marca y muchos otros productos tienen las mismas prestaciones...  además me encanta que los botones sean vacas, gatitos, pokemons...  



Pero lo que realmente más me gustó y nunca había llorado tanto de ilusión por un regalo, es con el pollo chinchón que me trajisteis... es irrefutable decir que este objeto tiene una utilidad totalmente imprescindible. 








Simplemente, GRACIAS REYES MAGOS.